La soledad de los niños.

Una de las mayores preocupaciones de los padres de hoy, creo yo que la mayor, es el poco tiempo que pasan con sus hijos.
El horario de trabajo les impide compartir las horas suficientes con sus hijos. En muchas familias los padres apenas coinciden con ellos un par de horas al día, en otras, ni siquiera eso. Se van cuando se levantan y llegan cuando ya están dormidos. ¿Es eso lo que queremos? Seguro que no, pero la gran mayoría no tiene elección.
Unas políticas eficientes realmente dirigidas a la conciliación familiar y enfocadas a las necesidades del niño no radican en aumentar las horas o vacantes en los Jardines Maternales, sino entre otras cosas en flexibilizar los horarios laborales de los trabajadores con hijos. Parece perderse el foco de que primero se es padre y madre y después trabajador.
Pareciera que nadie se detiene en ello, deberían considerar este tema las políticas públicas, con la finalidad de coordinar medidas. Dichas medidas deberían ser elaboradas conjuntamente con los consejeros en materia de Niñez y Adolescencia de la comunidad de nuestra Ciudad de Buenos Aires y en torno a la totalidad de nuestro país. En otros países como España ya existe una importante alerta sobre los peligros que suponen para los niños los horarios de trabajo de los padres, sin embrago aún ni siquiera en el Primer Mundo ha sido posible poner en práctica alguna intervención.
Pienso que la soledad de los hijos deriva en problemas como obesidad, depresión, adicciones, o futuros padres que se sienten incapaces de cumplir con esa función. En general los padres no toman verdadera conciencia de la gravedad de la situación, es una aberración no compartir con tu hijo ni un minuto durante todo el día, muchos padres creen que con tenerlos bien alimentados es suficiente, pero por otra parte, muchos padres se encuentran en la encrucijada de dejar a sus hijos al cuidado de otros, simplemente porque no les queda otra alternativa. Ya que este sistema económico exige cierta cantidad de horas laborales no coincidentes con la protección de los derechos de nuestras familias.
Para aquellos que quieran plasmar sus propuestas o sugerencias como, por ejemplo, hacer coincidir los horarios de padres e hijos, más ayudas económicas a las familias para que la maternidad no sea un problema, igualdad de derechos entre padres y madres, que uno de los dos padres esté siempre en casa en los horarios no cubiertos por el horario escolar etc, pueden hacerlo por medio de este Blog.
Esperemos que alguien empiece a escuchar porque lo considero un problema verdaderamente importante.

 
 

Publicado por Licenciada Marcela Cortes

www.licenciadamarcelacortes.blogspot.com